x Esta página no cuenta con traducción

Facturación en moneda extranjera

Sept. 3, 2018

Es frecuente que las transacciones cotidianas se rijan por la paridad del dólar americano, pretendiendo con ello garantizar el rendimiento esperado en cada negociación. Sin embargo, podríamos preguntarnos si la práctica de facturar en moneda extranjera será una actividad legalmente protegida, en esa virtud, es recomendable reflexionar las siguientes disposiciones legales relacionadas con el tema, para definir nuestra postura al respecto.

1. Ley Monetaria de los Estados Unidos Mexicanos.

“La unidad del sistema monetario de los Estados Unidos Mexicanos es el “peso”, con la equivalencia que por la ley se señale”. (Art. 1°)

2. Código de Comercio.

El Código de Comercio en el Título Decimotercero denominado “De la Moneda” establece en el artículo 635 que: “La base de la moneda mercantil es el peso mexicano, y sobre esta base se harán todas las operaciones de comercio y los cambios sobre el extranjero”.

3. Código Civil.

El artículo 754 del Código Civil Federal, establece que “Son bienes muebles por determinación de la Ley, las obligaciones y los derechos o acciones que tienen por objeto cosas muebles o cantidades exigibles en virtud de acción personal”.

Si bien es cierto que ninguna disposición prohíbe que se pueda facturar en moneda extranjera, también es cierto que no se establece dicha posibilidad tácitamente; pero de conformidad con el artículo 8 de la Ley Monetaria, no se puede obligar a ninguna persona a pagar en moneda extranjera mientras se liquide nuestro país, pagando su deuda al tipo de cambio en moneda nacional vigente en la fecha del pago.

4. Código Fiscal de la Federación.

En relación con la moneda extranjera, el artículo 20 del Código Fiscal de la Federación establece que “Las contribuciones y sus accesorios se causarán y pagarán en moneda nacional”. Indicando además que, para determinar las contribuciones y sus accesorios se considerará el tipo de cambio a que se haya adquirido la moneda extranjera de que se trate y no habiendo adquisición, se tomará el tipo de cambio que el Banco de México publique en el DOF (Diario Oficial de la Federación) el día anterior a aquel en que se causen las contribuciones.

La equivalencia del peso mexicano con monedas extranjeras distintas al dólar de los Estado Unidos de América se calculará multiplicando el tipo de cambio que el Banco de México publique en el Diario Oficial de la Federación el día anterior a aquel en que se causen las contribuciones, por el equivalente en dólares de la moneda de que se trate, de acuerdo con la tabla que mensualmente publique el Banco México durante la primera semana del mes inmediato siguiente a aquél al que corresponda.

5. Impuesto Sobre la Renta.

En el cuerpo de la Ley del Impuesto Sobre la Renta, no existe disposición alguna en la relación con la facturación en moneda extranjera. Por tal motivo sólo debemos considerar lo siguiente:

  • De conformidad con el artículo 17 de dicho ordenamiento, en el momento que se expida la factura se deberá acumular el ingreso, por tal motivo si se facturó en moneda extranjera, la operación quedará registrada al tipo de cambio del día anterior al de la fecha de expedición.
  • La ganancia obtenida por la fluctuación cambiaria de la moneda extranjera se asimila a intereses, por tal motivo se registrará mensualmente y se acumulará en la determinación del pago provisional.
  • La pérdida cambiaria no podrá exceder de la que resultaría de considerar el tipo de cambio establecido por el Banco de México, que al efecto se publique en el DOF, correspondiente al día en que se sufra la pérdida. Sin embargo, para efectos de la ganancia acumulable no establece una limitante al tipo de cambio publicado en el por el Banco de México.
  • Para efectos de ajuste anual por inflación, los créditos y las deudas, en moneda extranjera, se valuarán a la paridad existente al primer día del mes.

6. Impuesto al Valor Agregado.

En la Ley del Impuesto al Valor Agregado no se establece disposición alguna relativa a la facturación en moneda extranjera. Sin embargo, según lo establecido en el artículo 1-B, el impuesto se causa al cobro, por lo tanto, se debe considerando el tipo de cambio aplicable a la fecha del cobro.

7. Normas de Información Financiera.

La Norma de Información Financiera B-15 “Conversión de monedas extranjeras”, establece las normas para el reconocimiento de transacciones en moneda extranjera y de las operaciones extranjeras en los estados financieros de la entidad.

La norma establece que toda transacción en moneda extranjera debe reconocerse inicialmente en la moneda de registro aplicando el tipo de cambio histórico, posteriormente, a la fecha de cierre de los estados financieros los saldos de activos y pasivo monetarios que están denominados en moneda extranjera deben convertirse al tipo de cambio de cierre. Así mismo, a la fecha de cobro o pago de la transacción en moneda extranjera, esta debe convertirse al tipo de cambio de la realización.

La diferencia en cambios determinadas debe reconocerse como ingreso o gasto en la utilidad o pérdida neta en el estado de resultado integral en el periodo en que se originan.

* * * * * 

Los socios de Russell Bedford y su Comité Fiscal estamos listos para apoyarte con el contenido de este boletín fiscal.